Sobre Nosotros

Entró acompañado de una adolescente; saludó y le dijo a una vendedora que venía a retirar unos cortinados que días antes había encargado su esposa. La vendedora se comunicó con el taller a fin de que las acondicionaran, lo que demandaría unos pocos minutos. Durante la espera se produjo una animada conversación iniciada cuando el hombre dijo más o menos esto:


“Recuerdo claramente que siendo adolescente, mi madre vino a Donmario a comprar cortinados para la casa y me pidió que la acompañara. Ahora yo vengo con mi hija por los cortinados para mi casa. Lo más lindo es que mi madre sigue viviendo en la misma casa de entonces y que los cortinados que usa, ¡son aquellos mismos que compró aquí hace más de treinta años! Y ahora nosotros también los compramos aquí.”


Episodios como este se reiteran casi a diario y sus protagonistas son nuestros clientes de años, clientes que ya son amigos de la empresa. Todos ellos conforman un testimonio vivo de fidelidad a nuestra casa, fidelidad basada en la confianza y que es la razón de que, para todos, Donmario sea una empresa líder en el mercado y que, sobre todo, se la conozca como El Buen Nombre.